Entradas

Artista: Tunes Of Negation
Título: Reach The Endless Sea
Label: Cosmo Rhythmatic
Fecha de lanzamiento: 17 de octubre 2019.

Tracklist

  • A / 1. The World Is A Stage / Reach The Endless Sea
  • B1 / 2. Tundra Erotic
  • B2 / 3. Nowhere Ending Sky
  • C / 4. Rückschlag / Rising, then Resonant
  • D / 5. The Time Has Come

Sobre el lanzamiento:

Shackleton nos presenta su debut en el sello Cosmo Rhythmatic con el nombre de Tunes Of Negation. Los temas que componen el disco están íntegramente trazados dentro de un proceso que normalmente vaga por profundidades espirituales y perseverancia sónica.

En última instancia, es una meditación sobre la no finitud de la vida, el espíritu y los límites de la percepción al tratar con ella. Se podría argumentar que todo el disco, así como todo el trabajo de Shackleton, es un intento de romper esos límites y traspasar la experiencia humana, incorporando un inmenso vocabulario de tradiciones musicales para deshacerse de la gramática establecida en la música electrónica.

El arsenal habitual de Shackleton de maderas y metales resonantes, polirritmias ceremoniales y melodías astrales, adquieren más libertad y espontaneidad gracias a la participación del tecladista Takumi Motokawa y el xylófono Raphael Meinhart, cuya simbiosis con el productor genera un flujo de energía verdaderamente hermoso y multidireccional. La austeridad de su música armónica, seductora y pura dibuja nuevas trayectorias en el tiempo y el espacio con capas interminables de arpegios, ritmos y drones.

El título del álbum ‘Reach The Endless Sea» está inspirado en un poema del místico Jalalu’l-Din Rumi del siglo XIII. Según nos informa el propio Shackleton, es una descripción de espera lograr con la música, para «ayudar a la transmutación y entrar en la luz «.

Ya puedes escuchar el avance del disco con el tema ‘Nowhere Ending Sky’.

Artista: Shackleton
Album: The three EPs
Label: Perlon

Los animales en la noche caminan sin hacer ruido

En esta ocasión, se prescinde de las cocinas jamaicanas que nutren el dubstep y desciende directamente a la sabana a por carne cruda. El misterio y la ritualidad hipnótica de los ritmos subsaharianos son una cantera sonora inabarcable. Muchos han bebido de esa charca, pero algunas fuentes no se dejan beber. La influencia negra es más asequible mestiza, después de horneada o cocida a fuego lento. Frecuentemente se usa el color y no el veneno para aderezar la ensalada con un exótico toque de folklore tribal. No es el caso. Querrías comer con las manos, pero “Three EPs” se come con cubiertos. Shackleton ha dado caza a ese animal temible (el que mata si te muerde) para soltarlo en la pista de los clubs berlineses.

Es denso, delicado y atractivo. Sorteando genialmente la previsibilidad de lo que esperas oír a cada paso, matices insospechados asaltan la escucha desde la oscuridad de cada rincón: coros espectrales en invocaciones chamánicas, percusiones huecas, minimal techno hilado fino, elaboradísimas texturas arenosas y líneas profundamente graves en una arquitectura quebrada. Podemos descubrir referencias familiares a cada paso (¿Reconoces las castañuelas?), pero todo suena extrañamente nuevo.

Hay algo hermoso en las cosas que dan miedo.