Entradas

Artista: Paul Ritch
Título: Nuit Blanche EP
Label: Modularz
Formato: Vinilo y digital
Fecha de lanzamiento: 27 de septiembre 2019
Género: Techno

Tracklist

  1. Nuit Blanche
  2. Insomnie
  3. Revelation
  4. Rixe
  5. Sirene (Digital Bonus)

El sello Modularz vuelve con un lanzamiento estrella. Se trata del último trabajo del productor francés Paul Ritch. ‘Nuit Blanche EP’ cuenta con 5 tracks de buen techno que muestra ese sonido palpitante tan característico del sello y destinado directamente a los clubs, Bombos, líneas de bajo y baterías rítmicas a saco con sintetizadores y moduladores a prueba de bomba.

Paul Ritch se caracteriza por sus producciones techno que lo han proyectado para el reconocimiento mundial. En 2007, Paul Ritch asaltó la escena electrónica tanto en el escenario como como productor. Desde entonces, ha aparecido en lanzamientos para sellos como Drumcode, SCI + TEC, Saved, Cocoon, Soma, Bpitch Control, Quartz Rec, entre muchos otros, y ha hecho remixes a pistas clásicas como Shake Ur Tech-Ass, Ondu, Educación Positiva, Melones Tropicales, Remainings III, Magic K, The Test y I’m Burning Inside. Además, ha llegado a ser uno de los 100 mejores artistas registrados de Resident Advisor.

En 2008 lanzó Quartz Rec, plataforma concebida para mostrar sonidos techno de vanguardia y una amplia visión de la música electrónica. Con su primer lanzamiento, «Split EP Part 1» (Paul Ritch, 2008), el sello ocupó una posición en el top 2 en la lista Techno de Beatport y actualmente ya ha publicado pistas y remixes originales de Okain, Paco Osuna, Nic Fanciulli, Ambivalent, Thomas Muller, Barem, Carlo Lio, Dubfire, 2000 y One y Anton Pieete.

Artista: PVNV
Album: Consortium EP
Label: TAAPION RECORDS
Release date: 17-11-2014

El bosque pensante

Los aldeanos de este valle no son de la misma tribu que la del valle de al lado. Tienen costumbres distintas. A diferencia de los que viven 50 millas al Norte, no hablan el mismo dialecto. Si los comparamos con los que viven 200 millas al Sur, tienen la piel más oscura. A lo largo de la región se reparten diferentes etnias, pero todas comparten el mito de los árboles que hablan en sueños y el mismo temor a quedarse dormidos en el bosque.

Cuando llegamos al valle, solo buscábamos insectos. Cada día encontrábamos en los cazamariposas cientos de especies que nadie había visto antes. Muchas de ellas se parecen tanto a las ya conocidas, que no podemos diferenciarlas a simple vista. Tomamos muestras de su ADN y las analizamos en casa, porque la campaña es demasiado breve para interpretar los datos in situ. La semana pasada nos llegó desde la universidad el primer aviso de la incidencia.

Una conífera, que convenimos llamar Jesús, había sido encontrada en múltiples catas, geográficamente muy distantes. No solo la misma especie, sino el mismo ejemplar, se repetía en las muestras del mes pasado y coincidían con otras del año anterior. No es exacto imaginar que Jesús sea un árbol que vive en todas partes del bosque, sino que todos los árboles del bosque lo son.

Ayer enviaron un equipo botánico para estudiar el caso. Ahora que ha cambiado la prioridad en la investigación, los entomólogos quedamos a su servicio. Dicen que el bosque es un único ser vivo, una red de raíces conectadas, como un inmenso hongo continental. Han comprobado que presenta actividad eléctrica, ondas alfa y beta. Dos etnólogas intentan recabar testimonios de los indígenas, pero ninguno de los que durmieron en el bosque quiere hablar con ellas. Solo han podido acercarse a los parientes. Dicen que no han vuelto a dormir desde que el bosque les habló y que a veces se quedan murmurando un rato, con los labios rozando la tierra.