Entradas

Artista: Komatssu
Album: Lost Tracks
Label: Set Theory Records
Fecha de lanzamiento: 3 de abril 2020

Nueva normalidad

Desplegar la alas y dejarse llevar por el viento. Deslizarse en la claridad transparente. Ligero como una pluma, planear sobre la ciudad inhabitada, inhóspita como la maqueta de un club de golf. Sobrevolar el paisaje costero y entre las montañas, tal cual el águila que reconoce su reino, al acecho, de confín a confín. Saltar de cornisa a cornisa, de bolardo en bolardo, buscando desesperadamente un alter ego, un rival, un infractor.

Derramarse en el cableado y vigilar por las webcams. Diluirse en la red de fibra, en las ondas de radio, en la percusión del sol. Controlar las azoteas desde un dron. Espiar por la mirilla el rellano. Lanzar un plato al vacío, una jabalina al río, una tarjeta contactless. Patrullar las calles desiertas con la sirena apagada, el dedo en el gatillo y el ojo avizor.

Evadirse del cuarto sombrío. Escapar con amplias zancadas. Volar cuan las piernas dan. Humedecer la máscara por dentro. Empañar la lente. Perder la noción del tiempo en un espacio ilimitado. Detenerse encorvado, con los guantes sobre las rodillas, y coger aliento. No agarrarse a nada si te vas a desmayar. Respirar hondo. Guardar la calma. Resistir. Seguir las instrucciones de tu voz interior. Silencio. Estar atento. Escuchar la intensa ausencia, el hueco, la purga y la resurrección.

Artista: Komatssu
Album: El Poso Que Da El Tiempo
Label: Scheme

Ejercicio, escuchar

Hemos asistido a la eclosión de una generación de artistas aislados en sus dormitorios, convertidos en estudios de grabación. Para las mentes creativas, vivimos un momento apasionante, lleno de posibilidades casi ilimitadas. La tecnología ha cambiado el mundo radicalmente. Antes, cuando no dominabas una disciplina en concreto, nada te salvaba del olor a amateur en lo que hicieras dentro de ella. Afloran herramientas que facilitan materializar cualquier proceso imaginativo sin requerir una especialización previa.

Como espectador o como oyente, ya nada identifica con rotundidad si una pieza concreta es obra del talento de un profesional o del desparpajo de un principiante. Se hace necesario leer los títulos de crédito y las cartelas de los museos para que nuestro criterio y nuestra percepción descansen. Hace falta un verdadero acto de fe: nos confiamos a la tutela de las revistas especializadas y los comentarios de los entendidos para decidir si algo debe gustarnos o no. Esto, que parece una monstruosidad, tiene un contrapunto fascinante. Nada garantiza la paz del juicio ante el asombro, provenga de mentes experimentadas o proceda de advenedizos.

Ante este desorden de valores y desméritos, nace la plataforma Scheme, apostando en firme por el rigor del trabajo y la calidad en lo ofrecido. En la era del transmedia y la hibridación de contenidos creativos, este proyecto apuesta por la excelencia en la alianza entre disciplinas. Música electrónica, diseño gráfico, vídeo experimental y aplicaciones interactivas. La tecnología también ha revolucionado esto: la globalización de las comunidades, la deslocalización de los contactos y el encuentro de sensibilidades en colaboraciones que ya no están sujetas a los emplazamientos geográficos.

El Poso Que Da El Tiempo (SCH001) es la primera entrega musical de la iniciativa. Esta exquisitez es una declaración de principios. Contenido y envoltorio van a la zaga en busca de una experiencia completa, en la que el sonido es indivisible del packaging y choca diametralmente con el consumo fast food de las descargas digitales. El estudio vienés Atelier Olschinsky ha hecho el diseño y Komatssu se ha encargado de la música. Esta obra no puede ser desligada del ritual de una escucha pausada. Sentir en las manos el peso del formato, apreciar el cover antes de extraer el disco, cuidar el pulso al situar la aguja sobre el vinilo y saborear las pistas que se expanden en el aire de la estancia.

Curiosamente, esto infringe la exigencia del reposo. Olvídate de las distracciones y las frivolidades externas mientras te dajas llevar por un placer inteligente. Vuelve a prestar al sonido la atención que merece, adentrándote en las profundidades que se ocultan tras lo superficial. Este disco no es apto para escucharlo en el iPod mientras sudas la camiseta en el gimnasio. Si todo nos aboca a la inestabilidad y la impaciencia, hacia la música sintética de trago fácil y poso intranscendente, aquí encontrarás un nuevo motivo para la reflexión.

 www.schemeavstrategies.com