INIGO KENNEDY “VAUDEVILLE”

0 Posted by - junio 2, 2014 - Reviews

Artista: Inigo Kennedy
Album: Vaudeville
Label: Token

La máquina emocional

Es curioso comprobar de qué diferente manera nos afecta la música según las etapas de la vida. Hubo décadas prodigiosas, con añadas repletas de exploraciones sonoras que nos adentraron en mundos insospechados. Hubo sitio para todo eso que ahora casi nadie se atreve a hacer. Quienes todavía lo intentan no atinan a encontrarlo. Ahora las dosis albergan menos sorpresa. ¿Nos hemos habituado a niveles insostenibles? ¿Nos hacemos viejos y refunfuñamos, sumergidos en la nostalgia?

Últimamente crees sentir que todo lo que pasa por tus oídos es metadona. Rebajada con agua destilada hasta convertirla en puro placebo. No obstante, cumplirá su efecto, cubrirá la cuota y te alivia el síndrome de abstinencia, pero sabes que nunca será real. Un simple sustituto de lo que de verdad deseas y a lo que no renuncias: el viaje. La impronta emocional de la música es cada vez más tenue e incierta y el vano de la puerta cada vez más estrecho. La membrana permeable por la que su sustancia penetra en nuestro sistema nervioso es cada vez más rígida. Sus componentes químicos cada día son más débiles y chocan con una piel cada vez más insensible. El milagro es más improbable que nunca y piensas que el viaje deberá esperar una vez más. Hasta que ocurre de nuevo y un hilillo de baba te cae por la comisura de los labios.

Pese a su nombre, en Vaudeville no hay sitio para la frivolidad. Es un disco maravillosamente profundo, amplio y logrado. Su poder evocador es tan grande que te arrastrará de los tobillos y las muñecas. Te olvidarás de los fragmentos que lo componen, aunque intentes analizar qué demonios funciona tan bien en él. Inigo Kenedy es un maestro experimentado a la hora de extraer de las máquinas una emotividad que está muy lejos de su aparente impasividad sintética. Evita dejarse llevar por la impersonal frialdad digital para adentrarse en los afectos y las emociones. Aquí no encontrarás las pretensiones habituales del techno oscuro, ansioso de agitarte, producirte desasosiego y atraparte desde el temor. Todo el disco es sustancioso, de carne orgánica, latiente, caliente, entre el paladar y la lengua.

Tarde o temprano llega algo nuevo y desconocido que, por fin, logra desfragmentar una vez más tu cerebro. El día menos pensado un disco vuelve a emocionarte.

www.inigokennedy.co.uk

Inigo Kennedy