0 Posted by - enero 12, 2011 - Reviews

Artsita: Kaney West
Album: My beautiful dark twisted fantasy
Label: Def Jam/Roc-A-Fella

Oro falso

Lo más relevante de este disco, que no deja de ser correcto, está fuera de él.

En pleno éxtasis colectivo, nos están intentando hacer ver que cuanto más nos adentramos en el declive de la industria discográfica más estruendosas son las muestras de genialidad de los artistas, que, cuanto más inestable es la tierra firme, más audaces las estrategias de marketing y supervivencia. Y por supuesto, que cuanto más meteoritos aciertan en la cráneo de los dinosaurios, más hábiles se muestran las criaturas menores en hacerse un hueco sobre el planeta. ¿A dónde nos llevará todo esto? ¿Estamos viviendo un ocaso o un renacimiento?

La industria, y también sus periferias, no encuentra el norte y, ávida de sentido, abre las manos para ofrecernos una nueva gran esperanza blanca a la semana. Indiferente al grado de sobrevaloración de su talento, permite que ciertos artistas puedan mirar por encima del hombro al resto de los mortales sin temor a ser juzgados. Y en este colegio de niños mimados, ebrio de superego, West da un golpe sobre el pupitre al más puro estilo Zuckerberg y hace callar a todos. La soberbia autocomplaciente tal vez nunca encontró mejor justificación.

Ok, Mr. West, has dado en todas las dianas, ya nos lo han hecho saber, pero ni siquiera los dioses logran contentar a todo el mundo. Un fenómeno de esta magnitud hace saltar todas las alarmas de la prudencia. Cuidado. Cuidado. Cuidado. Ojo al éxito unánime. Ojo con el estrépito del beneplácito. Ojo con los aplausos que vienen de todas partes. Que no te ciegue el fulgor de tus propios súper poderes.

www.kanyewest.com